Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

+A| A| A-

Los orígenes de la astrología están íntimamente ligados al desarrollo de la mitología en las culturas primitivas. Desde hace tres mil de años a.C., en la China, India, medio oriente y otros, existen aun grandes monumentos de predicción. Los doce signos del zodiaco tienen su origen en Babilonia, en el siglo V a.C., el sistema consiste en la división del cielo en doce partes iguales 30º y a cada segmento se le atribuye un signo. Durante el mandato en Grecia de Alejandro Magno siglo IV a.C., se propago por el Asia menor, India, Iran y Egipto, este último se destaco ya que es allí donde se desarrollaron las bases de la astrología occidental moderna.

En la actualidad aunque en occidente la astrología ha recibido duros ataques y a sido desacreditada, en el siglo XX ha experimentado cierto resurgimiento, tal vez porque ni la religión ni la ciencia han conseguido responder a las profundas dudas que nos asaltan.

En Oriente, la sociedad le ha concedido gran importancia a la astrología a pesar de los avances científicos y tecnológicos, conceden gran importancia a las formas más místicas de interpretación de la realidad. Se puede entonces asegurar que la astrología y la psicología humana no tienen visos de desaparecer. Al contrario, se incrementa la atención dada por medios de comunicación a las puertas del año 2.000.

Con el surgir de las primeras comunidades agrícolas en la prehistoria del hombre, el cálculo preciso del tiempo se convirtió en elemento importante para la supervivencia, al depender el éxito de las cosechas de la oportunidad de la siembra, unos meses antes. Por otra parte, cualquier fenómeno natural de causas desconocidas se achacaba a la intervención de los dioses. En este marco histórico surgen simultáneamente la Astrología y la Astronomía. Los sacerdotes babilónicos eran también astrónomos y astrólogos. Los planetas, cuyo movimiento regular por el cielo permitía medir el tiempo, fueron considerados divinidades con poder sobre las cosas de los hombres. En Babilonia, la observación del cielo data del tercer milenio antes de Cristo.

Posteriormente, los asirios recogieron la tradición astrológica de los babilonios. La biblioteca de tablas de arcilla de Asurbanipal contenía documentos astrológicos sorprendentemente detallados. De los caldeos y asirios, la Astrología paso a Egipto y Grecia. El primer manual de astrología, el 'Tetrabiblos' de Ptolomeo, data del siglo II de nuestra era. Su contemporáneo, el poeta latino Manilius, escribió : 'El mundo está gobernado por la Parca, hay leyes fijadas para todo'.

En la actualidad, la doctrina astrológica occidental se apoya, sobre todo, en los escritos de Morin de Villefranche, astrólogo francés del siglo XVII, probablemente el más importante autor de tema astrológico. Frecuentemente se acusa a la Astrología de carecer de rigor científico. Debido a la antigüedad histórica de esta disciplina, sus métodos, basados en la combinación de un lenguaje propio de símbolos (signos, casas, planetas, etc.), con la observación a lo largo de los siglos, de la correspondencia entre dichos símbolos y los hechos o caracteres simbolizados, no se adapta a las exigencias de rigor de las disciplinas más modernas. Esto no ha sido inconveniente para que personalidades de la Ciencia, de la categoría de Newton, Kepler, o Jung la hayan considerado con respeto si no la practicaron ellos mismos.


BannerFans.com

COMPARTE DONDE QUIERAS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
DÍAS DE VIDA


ARTÍCULOS


COMENTARIOS
BannerFans.comIMAGEN 215 X 220
BannerFans.com
BannerFans.com BannerFans.com
BannerFans.comConócete mejor y visita tu Horoscopo, haz click en la imagen... BannerFans.com
BannerFans.com


            

Sígueme en facebook
Sígueme en Twitter
Sígueme en youtube
Sígueme en google+
Sígueme via RSS
Contacta
Únete a la página de tuenti
Añadir a favoritos
Te conjuro, espíritu del Mal, para que no te acerques a este blog, ni a su autor, ni a su familia; y que te alejes de esta medalla de San Benito bajo cuya protección y amparo ha sido colocada; en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene. Asimismo, que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del Adversario, todo el poder del Diablo, todos los ataques e ilusiones de Satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo. Amén. Así sea.