Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

+A| A| A-


Françoise-Athénaïs de Rochechouart de Montemart; castillo de Lussac-les-Châteaux, 1640-Bourbon-l'Archambault, 1707.

Desde niña supo imponer su voluntad. No fue demasiado buena alumna pero leía con voracidad y le gustaba la política. Siendo una adolescentes sus padres la casaron con el marqués de Montespán, con el que tuvo dos hijos, además de los siete que tuvo con Luis XIV. En marzo de 1669 dio a luz a la primera criatura del rey y todos fueron legitimados. Athenais mostró ser una gran interesada, logrando que el infatuado Luis pagara sus deudas, le comprara propiedades y joyas y le diera una vida de reina.A pesar de esto, Luis XIV nunca dejó de visitar la cama de su esposa María Teresa, lo cual enfurecía a Athenais.

Algunos de sus hijos fueron cuidados por una viuda hermosa y puritana, Francisca, viuda del feo poeta Paul Scarron. Esta sagaz viuda en 1675 fue ennoblecida con el título de Madame de Maintenon y sería con el correr del tiempo la mujer que le quitara al rey a Athenais.

Debido a la vida que llevaba Athenais, la obesidad se fue adueñando de su antes bello cuerpo. Al darse cuenta que el rey ya no estaba tan encandilado con ella, recurrió a la magia negra para tratar de retener el deseo del soberano. El grupo de vampiros y satanistas, comandados por La Voisin, lo constituían Margot, la Trianon, la Chanfrain y la propia hija de La Voisin. Estos personajes bebían sangre de recién nacidos y niños, cuyos cuerpos convertían luego en cenizas.


La Voisin convenció a la bella favorita del rey de que, a través de estos ritos satánicos, lograría conservar el amor de su majestad Luis XIV y derrotar, además de lograr su muerte, a madame Fontages, la primera que había ensombrecido el poder de la Montespan.
Las más repugnantes pócimas eran empleadas durante las satánicas misas negras y, desde luego, no podía faltar la grasa del ahorcado, el jugo de mandrágora, un machacado corazón de ave y, sobre todo, la sangre de los inocentes. Esta última, tras ser bebida en parte por los oficiantes de la ceremonia en un cáliz de oro, se derramaba sobre el sensual cuerpo de la marquesa de Montespan. Por cada horrible ceremonia. La Voisin introducía en su bolsa cien mil Luises; porque además de eliminar a la seductora madame de Fontages, existía un motivo más ambicioso: la muerte de la esposa del monarca, que permitiría a la marquesa casarse con el rey y ocupar el trono de Francia. Lesage, un sacerdote renegado, celebraría la misa negra.


Guilburg, otro miembro del clan satánico, fue posteriormente detenido y confesó todos los horrores practicados en los castillos de Villebonim, Chagny y en la propia casa de La Voisin, en la calle de Beauregard. Tras esta confesión los horrores terminaron. Casi todos los participantes acabaron en la horca; el rey consiguió mantener a la Montespan fuera del proceso, pero le retiró los favores reales (y sexuales).

Athenais viviría muchos años más hasta convertirse en una gordezuela viejecita de pelo plateado, pero su pasado la condenaba. Temerosa de la muerte, pagaba a varias doncellas para que durmieran cerca de ella, manteniendo velas encendidas porque afirmaba ver al Diablo si le apagaban las luces. Athenais falleció un 28 de mayo de 1707 de complicaciones de colesterol y diabetes, dejando tras de sí el recuerdo de una mujer astuta y caprichosa quien a través de su sexualidad supo cautivar a uno de los reyes más poderosos de la historia.


BannerFans.com

2 comentarios:

Como la vida misma.

Juan José (MI RINCÓN MÁGICO) dijo... 11 de enero de 2011, 20:45  

??....

COMPARTE DONDE QUIERAS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
DÍAS DE VIDA


ARTÍCULOS


COMENTARIOS
BannerFans.comIMAGEN 215 X 220
BannerFans.com
BannerFans.com BannerFans.com
BannerFans.comConócete mejor y visita tu Horoscopo, haz click en la imagen... BannerFans.com
BannerFans.com


            

Sígueme en facebook
Sígueme en Twitter
Sígueme en youtube
Sígueme en google+
Sígueme via RSS
Contacta
Únete a la página de tuenti
Añadir a favoritos
Te conjuro, espíritu del Mal, para que no te acerques a este blog, ni a su autor, ni a su familia; y que te alejes de esta medalla de San Benito bajo cuya protección y amparo ha sido colocada; en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene. Asimismo, que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del Adversario, todo el poder del Diablo, todos los ataques e ilusiones de Satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo. Amén. Así sea.