Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

+A| A| A-


La superstición es la creencia en que un fenómeno tiene una explicación mística o mágica sin ninguna demostración científica.

Las supersticiones no fundamentadas o asentadas de manera irracional en el ser humano, pueden estar basadas en tradiciones populares, generalmente relacionadas con el pensamiento mágico. La persona que es supersticiosa cree que ciertas acciones, ya sean voluntarias o no, tales como hechizos, conjuros, maldiciones o rituales, pueden influir de manera trascendental en su vida.

Se define como superstición a la creencia en que un determinado fenómeno tiene una explicación no validada por ningún tipo de demostración científica.

Cuando hablamos de supersticiones, hablamos de un tema cotidiano y común a todos nosotros, pero no menos importante en cuanto al lugar que ocupan en nuestras vidas, ya que no existe persona sobre la tierra que no las conozca y por supuesto les tenga mucho respeto, por que como dice el dicho; “yo no creo, pero como que las hay, las hay”.

La etimología o significado de la palabra “Superstición”, para los Romanos tiene su origen en el Latín, “super-star”, cuya traducción sería justamente por lo que hablamos al principio, “Supervivencia”, así como en el mismo sentido; “Testigo o estar sobre”.

Como podemos ver desde la raíz de la palabra, ya nos anticipa su importancia, por que no debemos olvidar que muchos casos y en todas las culturas del mundo, existen historias que reflejan, su relación con situaciones donde por hacerles caso, han salvado vidas, de aquí su significado relacionado como; “Superstición / Supervivencia”.

Una vez dijo Cicerón, respecto de la Superstición; “esta es la idea de la trascendencia, para lo cual los creyentes deben realizar en forma constante ritos”, existiendo un dicho que reza;

“Supersticiosos aquellos que ofrendan sacrificios a diario, para que su descendencia les sobreviva”

Volviendo a antiguo imperio Romano, a los adivinos se los llamaba “superstitiosus”, dándole un sentido distinto a la palabra, en cuanto al respeto o valoración que se les tenia a ellos, pero en ocasiones se le brindó un sentido contrario o superfluo en el aspecto religioso.

Ya que es comprensible debido a que el termino “religio”o “ religión”, era justamente lo contrario para los romanos, donde se consideraba una exageración hacer sacrificios todos los días, pudiendo llegar a ser entendido como un defecto, así el supersticioso era considerado un “tartufo” o una persona excesivamente religiosa.


Hay varias disciplinas consideradas como supersticiones a las cuales el conocimiento científico llama pseudociencias. Algunas de ellas pueden ser el tarot, la astrología, el curanderismo, adivinación o espiritismo.

Este concepto cambió a lo largo de la historia. Se funde generalmente con algunos aspectos de la religiosidad. En la Edad Media se consideraban supersticiosas a las personas que practicaban ritos. Luego se relacionó con el modo de pensar de los no instruidos, concepción que aún sobrevive en nuestros tiempos.
 
Desde sus comienzos, el hombre trató de explicar los misterios del mundo de manera supersticiosa. La muerte y el concepto del "más allá" fueron tratados con mucho detalle, y con ellos, se trataron acciones destinadas a lograr un trato mejor para el tránsito hacia otra vida.

De estas primeras creencias nació una mentalidad más compleja, capaz de unir a grandes cantidades de gente por un nexo común de costumbres y ritos para explicar el misterio de la creación, la vida y la muerte. Así nació la religión.

En un mundo en el que parece haber triunfado el pensamiento científico y racional, la creencia supersticiosa se vincula a la ignorancia, como en los tiempos medievales, ya que tiene una manera de proceder distinta a la razón.

Os menciono algunas de ellas:

La sal:

Este rito tiene su origen en los tiempos en los que la sal era moneda de pago. De allí proviene la palabra salario. Al ser tan valiosa, si se derramaba, producía un percance porque era considerado un acto de desprecio al dinero.

El espejo roto:

Se dice que si rompemos un espejo o si uno se mira en un espejo roto, trae siete años de mala suerte. Esto se remonta a que antes se creía que nuestro reflejo era la representación de nuestras almas. Por ende, si dañábamos el espejo, también dañábamos nuestras almas.

El gato negro:

Se piensa que las supersticiones asociadas a ellos se remontan a la Edad Media, donde los gatos negros eran las mascotas de las brujas. Los rumores decían que si se nos cruzaba un gato negro, este podría ayudar a la bruja a realizar sus maldiciones contra la persona a la que se le cruzó.

El estornudo y salud:

Si una persona estornuda, se supone que los demás deben decirle salud! porque al estornudar, podría llegar a lanzar su alma al mundo. Por eso se decía ésto a modo de bendición, para ayudarlo a mantener su alma dentro del cuerpo.

La escoba:

Las escobas también fueron asociadas desde siempre con las brujas que salían a volar hacia los aquelarres. También tienen significados protectores contra las brujerías. Por ejemplo, colocadas con el mango sobre el suelo, impiden la entrada de hechicerías.

Mucha gente las sigue al pie de la letra, como si fueran grandes verdades, mientras que otros piensan que son sólo cuentos sin sentido. En cualquiera de los casos, la historia de sus orígenes es muy interesante.



BannerFans.com

COMPARTE DONDE QUIERAS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
DÍAS DE VIDA


ARTÍCULOS


COMENTARIOS
BannerFans.comIMAGEN 215 X 220
BannerFans.com
BannerFans.com BannerFans.com
BannerFans.comConócete mejor y visita tu Horoscopo, haz click en la imagen... BannerFans.com
BannerFans.com


            

Sígueme en facebook
Sígueme en Twitter
Sígueme en youtube
Sígueme en google+
Sígueme via RSS
Contacta
Únete a la página de tuenti
Añadir a favoritos
Te conjuro, espíritu del Mal, para que no te acerques a este blog, ni a su autor, ni a su familia; y que te alejes de esta medalla de San Benito bajo cuya protección y amparo ha sido colocada; en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene. Asimismo, que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del Adversario, todo el poder del Diablo, todos los ataques e ilusiones de Satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo. Amén. Así sea.