Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

+A| A| A-



La nigromancia es una palabra que viene del griego: necromantia. “culto a los muertos”. Desde la antigüedad y hoy en día se la sigue confundiendo con la magia negra (mancias negras) porque la tradujeron mal los eruditos y confundieron necro muerto) con nigro (negro) y así creyeron que el culto a los muertos estaba relacionado con la magia negra. Se empezó a utilizar el concepto de nigromancia y así quedo definido.

Necromancia: (significado) parte de la antigua astrología judiciaria, que pretendía determinar la influencia de los astros sobre el momento de la muerte.

Los nigromantes “evocan” (solicitar la presencia de un espíritu) no “invocan” (demanda, suplica, plegaria de ser escuchados por) espíritus. Son dos cosas distintas.
Eliphas Levi dice que Evocar un espíritu es penetrar en el pensamiento dominante de ese espíritu, y si nos elevamos moralmente más arriba en la misma línea, arrastraremos a ese espíritu con nosotros y nos servirá; de otro modo entraremos en su círculo y seremos nosotros los que le sirvamos él.

La nigromancia puede crear en efecto imágenes y figuras inexistentes a través de la luz astral (agente mágico). Donde se evocan las formas de aquellos que ya no están en nuestro mundo. Existen 3 clases de espíritus: cautivos, errantes y libres.

Después de la muerte, el espíritu divino que animaba al hombre retorna solo al cielo y deja sobre la tierra y en la atmósfera dos cadáveres: uno terrestre y elemental y otro aéreo y sideral. Uno inerte y el otro animado por el movimiento universal del alma del mundo. Si ha vivido bien el cadáver astral se evapora. Si ha vivido en el crimen su cadáver astral lo va a mantener prisionero en la tierra y va a purgar su condena aferrándose a una vida que no posee. Si es un alma sufrida lo que querrá es encontrar un cuerpo del cual asirse o meterse dentro de un ser vivo, a éste estado se lo llama embrionante.

Estos son los cadáveres aéreos que evoca la nigromancia. Son larvas, sustancias muertas o moribundas, con las cuales uno se pone en relación; pueden ordinariamente hablar y no razón pero solo son reflejos de nuestros pensamientos o sueños.

Para ver estas extrañas formas, es necesario colocarse en un estado excepcional que tiene algo de sueño y de muerte, es preciso magnetizarse asimismo y llegar a una especie de sonambulismo lúcido y despierto.

La nigromancia obtiene resultados reales y las evocaciones de la magia pueden producir verdaderas visiones. Para ver sin ilusiones, esa luz, es preciso apartar los reflejos por medio de la voluntad poderosa y atrae solo los rayos. Seria como soñar despierto.

Hay evocaciones de amor, odio, inteligencia, pero nada prueba, que los espíritus abandonen realmente las esferas superiores para conversar y entretenerse con nosotros y lo contrario es aún lo más probable. Nosotros evocamos los recuerdos que han dejado en la luz astral, que es el receptáculo común del magnetismo universal.

Eliphas Levi recomendaba que las personas que evocaran espíritus tuvieran mucha reserva de entregarse a estas experiencias porque el cuerpo se fatiga, ocurren desordenes orgánicos anormales y pueden ocasionar enfermedades.

Los muertos en vida merecen atención porque son los que tienen una locura incurable dicen los cabalistas, lo que se llamaría muerte incompleta, pero real, que deja al cuerpo terrestre bajo la dirección puramente instintiva del cuerpo sideral. Cuando el alma humana sufre una violencia que no puede soportar, se separa del cuerpo y dejaría en su lugar al cuerpo sideral. No son malos ni tampoco buenos. No tienen amor ni afecto por nada. Y se convierten en vampiros ya que necesitan la mitad que perdieron. Sustraen las energías de otros para sobrevivir. Es por esta causa que ante su proximidad se entorpece el alma y se siente frío en el corazón.

Ej. Cuando un nigromante planta un árbol, alcanza el poder de castigar y herir a todo aquel que castigue al árbol. La causa de esto es que el espíritu de la persona es atacado por el espíritu superior del árbol. Aunque el daño sea imperceptible en el cuerpo de la persona lo que se daña en sí es su espíritu. Se inflige un daño moral, para que se entienda. (Paracelso)

La nigromancia no es magia negra. Unos trabajan con espíritus y los otros con seres innombrables. Hoy en día la trabajan los espiritistas.

Madame Blavatsky decía que era muy peligrosa la magia ceremonial y la Cábala. Hay que tener muchísimo cuidado, uno puede perder la razón y condenar su alma.




BannerFans.com

COMPARTE DONDE QUIERAS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
DÍAS DE VIDA


ARTÍCULOS


COMENTARIOS
BannerFans.comIMAGEN 215 X 220
BannerFans.com
BannerFans.com BannerFans.com
BannerFans.comConócete mejor y visita tu Horoscopo, haz click en la imagen... BannerFans.com
BannerFans.com


            

Sígueme en facebook
Sígueme en Twitter
Sígueme en youtube
Sígueme en google+
Sígueme via RSS
Contacta
Únete a la página de tuenti
Añadir a favoritos
Te conjuro, espíritu del Mal, para que no te acerques a este blog, ni a su autor, ni a su familia; y que te alejes de esta medalla de San Benito bajo cuya protección y amparo ha sido colocada; en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene. Asimismo, que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del Adversario, todo el poder del Diablo, todos los ataques e ilusiones de Satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo. Amén. Así sea.