Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

+A| A| A-


El cáliz es una copa, de cristal o de metal que en los rituales contiene agua para la purificación del círculo o puede contener el líquido que se necesite en el ritual. El la religión cristiana el cáliz contiene vino, en representación de la sangre de Cristo. En magia representa el lado femenino de los espíritus y se asocia con el elemento agua.

Es la matriz. El origen y el centro de la vida. Es el renacer y contiene la esencia de lo eterno, de lo imperecedero. Se utiliza para evocar -cruzando su centro con una daga de empuñadura blanca–a los genios que residen en el agua, a los Elementales de los que dependen todas las emociones y todos los sentimientos.

Puedes volver a tener lo que perdiste, los sueños que olvidaste, si una meiga te da a beber agua de una fuente al pie de un molino en su cáliz. Beber del cáliz es parte de una iniciación.

Simboliza arquetípicamente el útero de la Gran Madre del que hemos nacido todos y al que debemos regresar para esperar nuestro renacimiento. Excavaciones arqueológicas en la India, han hallado evidencias de que estos cálices ya eran usados en cultos a la Diosa que datan del 7000 a. de C.

En las leyendas del ciclo artúrico se puede leer como el rey Arturo y sus caballeros partieron en busca del santo Grial, el cáliz utilizado por Jesús durante la Ultima Cena (que era, en realidad, el seder o comida ceremonial que celebraba la pascua Judía). El cáliz ha sido una de las muchas herramientas-imágenes-ritos del paganismo adoptados por la religión cristiana en la época en que los Padres de la Iglesia no lograron erradicar su uso entre la gente del pueblo. El Grial todavía es considerado un símbolo de la Diosa, y la obsesión por encontrarlo puede proceder de una antigua creencia celta según la cual un rey necesita una reina, una representante de la Madre Tierra, para legitimar su función.

En muchas tradiciones celtas, se han utilizado calderos como sustitutos o complementos de los cálices, con idéntico simbolismo.

La elección del cáliz apropiado es una tarea delicada en la que podemos usar una copa de cristal, aunque lo tradicional es utilizar una de metal: oro, bronce, plata o alpaca. Hay que tener mucho cuidado al elegirlo y preferir los que estén revestidos internamente con vidrio, plata o acero inoxidable, ya que, de los metales como el cobre y el bronce, se despiden sustancias tóxicas en contacto con el vino. También, hay que tener en cuenta que sea de tamaño mediano, para facilitar su manipulación. No es necesario un cáliz ornamentado; es perfectamente válido que usemos una de las copas de cristal de la abuela siempre que la consagremos.
 
Algunos magos prefieren tener un copón dorado para las celebraciones solares y uno de plata, para las lunares.

Respecto de los cuidados, se deberá limpiar con agua y jabón neutro (no detergente) luego de usado, así como secarlo con un paño suave y limpio, que puede tener las iniciales del mago.

Este paño, si no está húmedo, se dobla planchado formando un triángulo y se deja tapando la boca del cáliz, que quedará a un costado del altar o guardado con las demás herramientas.

BannerFans.com

COMPARTE DONDE QUIERAS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
DÍAS DE VIDA


ARTÍCULOS


COMENTARIOS
BannerFans.comIMAGEN 215 X 220
BannerFans.com
BannerFans.com BannerFans.com
BannerFans.comConócete mejor y visita tu Horoscopo, haz click en la imagen... BannerFans.com


            

Sígueme en facebook
Sígueme en Twitter
Sígueme en youtube
Sígueme en google+
Sígueme via RSS
Contacta
Únete a la página de tuenti
Añadir a favoritos
Te conjuro, espíritu del Mal, para que no te acerques a este blog, ni a su autor, ni a su familia; y que te alejes de esta medalla de San Benito bajo cuya protección y amparo ha sido colocada; en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene. Asimismo, que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del Adversario, todo el poder del Diablo, todos los ataques e ilusiones de Satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo. Amén. Así sea.