Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

+A| A| A-



Desde el punto de vista histórico la idea de la reencarnación ha sido el común denominador en casi todos los pueblos antiguos, naturalmente que su interpretación ha diferido entre una cultura y otra. Entre los pueblos, grandes culturas y civilizaciones del ayer, en todas las épocas hubo la idea constante de la reencarnación y fue tan antigua que puede decirse que nace con el hombre; pero existían diferencias en lo que respecta a la forma de concebir la idea, en su forma de explicarla, de manifestarla o expresarla.

La universalidad de esta creencia constituye una demostración implícita de su realidad y permite establecer una novedosa concepción antropológica, donde los conocidos factores sociales, económicos, culturales o religiosos se ven complementados con hechos de carácter paranormal o espiritual y que linda en la idea reencarnacionista. La falta de comprensión de los hechos derivó en mitos, supersticiones, ritos y cultos; sus ideas trascendentales llegaron mas por intuición que por la comprensión racional o uso de la razón; mediante el culto a los muertos daban a entender de manera directa o indirecta, que la muerte no era la culminación o fin de la vida.

El personaje (diosa) perséfone extraído de la mitología griega simboliza la inmortalidad del alma. Al igual que el personaje proserpina, corresponde a la mitolagía latina. El culto que les rendían era de carácter esotérico (oculto).

Grecia heredó las tradiciones del Oriente, su filosofía y sus creencias afirmaban la existencia de un espíritu inmortal. Pitágoras (570-497 a.n.e) personaje muy conocido por su ciencia y esoterismo, recordaba sus vidas anteriores, fundó en la Ciudad de Crotona, una Escuela iniciática desde donde divulgó todos los conocimientos trascendentales de la vida , la muerte y la pervivencia del alma.

La doctrina del Brahamanismo o Hinduismo consideraba la reencarnación, tal como se aprecia en los Vedas o sagradas escrituras de esa gran cultura. Buddha y Krishna obtuvieron los conocimientos sobre la reencarnación y la inmortalidad del alma de esas fuentes. Son conocidos aquí en Occidente varios términos como el SAMSARA o rueda de la vida; KARMA o pago de la deuda en esta vida y el NIRVANA o fin del karma.

Existe una referencia sobre el papiro (antigua lámina vegetal que se empleaba para escribir) de ANANAS, que data de 1300 años antes de Cristo, dice textualmente: El hombre retorna a la vida varias veces, más no se acuerda de su anteriores existencias, excepto algunas veces en su sueño o como un pensamiento ligado a algún acontecimiento, apenas nota que las cosas les son familiares. Al final, todas esas vidas le sarán reveladas.

En el libro de los Muertos o Libro de Las Moradas de Hermes Trismegisto, personaje de la cultura antigua Griega, describe las escenas del viaje del alma después de la muerte.

En la cultura China existieron personajes extraordinarios como fueron Lao Tse y Kung Fu Tseu, quienes dejaron enseñanzas filosóficas y morales relacionadas con la inmortalidad del alma y las vidas múltiples.

Resumiendo la idea, vemos que fue universal el pensamiento reencarnacionista. Las corrientes espiritualistas llegadas del Occidente como la Teosofía, el Rosacrucismo y el Espiritismo creen en la reencarnación como una realidad evidente. 

Por: Joaquín Arquímedes Rosales Carreño
Parapsicólogo Científico

Si te interesa el tema del presente post, te dejo un documento en PDF: TODO SOBRE LA REENCARNACIÓN




BannerFans.com

COMPARTE DONDE QUIERAS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
DÍAS DE VIDA


ARTÍCULOS


COMENTARIOS
BannerFans.comIMAGEN 215 X 220
BannerFans.com
BannerFans.com BannerFans.com
BannerFans.comConócete mejor y visita tu Horoscopo, haz click en la imagen... BannerFans.com
BannerFans.com


            

Sígueme en facebook
Sígueme en Twitter
Sígueme en youtube
Sígueme en google+
Sígueme via RSS
Contacta
Únete a la página de tuenti
Añadir a favoritos
Te conjuro, espíritu del Mal, para que no te acerques a este blog, ni a su autor, ni a su familia; y que te alejes de esta medalla de San Benito bajo cuya protección y amparo ha sido colocada; en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene. Asimismo, que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del Adversario, todo el poder del Diablo, todos los ataques e ilusiones de Satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo. Amén. Así sea.