Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

+A| A| A-

La amanita muscaria brota en los bosques de árboles caducifolios de Europa, Asia y América desde hace milenios. una de las evidencias más antigua del uso de Amanita muscaria como embriagante sagrado se basa en análisis lingüísticos de Asia del norte. Cerca de 4.000 años a.C, el lenguaje urálico se dividió en dos ramas, y ambas contienen la raíz "pang" que significa "ebrio" y a la vez es el nombre que recibe el Amanita muscaria. Esto evidencia que las propiedades psicoactivas de este hongo eran conocidas desde entonces.


En el noreste de Siberia se han encontrado petroglifos que datan de 1.000 a 2.000 años a.C donde se muestran figuras antropomórficas con hongos en sus cabezas. Y en esta área actualmente habitada por los chukchi, persisten tradiciones culturales en las que la Amanita se utiliza como embriagante sagrado.


En los himnos del Rig Veda, un conjunto de historias sagradas de la India que data de alrededor de 500 a.C se menciona repetidamente un embriagante sagrado llamado Soma. En 1968, R. Gordon Wasson publicó un libro controversial, "Soma: Divine Mushroom of Immortality", donde fundamentaba sus sospechas de que el Soma se preparaba con Amanita muscaria. 

Junto con el pueblo chukchi, los lapones, los koriak, los cheremies, los vogules iukaguir, los zirianos iukaguir y los kamchadales de la península de Kamchatka, junto con otras tribus de Siberia Central cerca de los ríos Ob y Yenisei, muestran una gran difusión del uso de este hongo enteógeno casi hasta la actualidad. 
También los mayas y otros pueblos del continente americano han dejado numerosas pruebas arqueológicas y mitos del consumo de gran variedad de hongos enteógenos entre los que se encuentra la amanita muscaria. La amanita muscaria es probablemente el enteógeno más extendido del planeta. 



En el inmenso territorio siberiano todas las creencias tradicionales están vinculadas a la figura suprema del chamán y éste mantenía el consumo del hongo enteógeno en el centro mismo de sus prácticas mágicas y terapéuticas. Esto ha sobrevivido en la figura navideña de Papa Noel que al igual que los chamanes siberianos va vestido de rojo y blanco y se adentra por las chimeneas de sus ploblados para dejar secar un trozo de amanita que era consumida al día siguiente. Ese era el regalo que traía felicidad en la festividad del solsticio. En gran cantidad de paises europeos se pueden ver vestigios de esto en los adornos navideños que son representaciones de amanitas para colgar en los árboles de navidad y en las postales de felicitación navideña.





El chamamismo del noreste de Europa se adaptó suavemente a las religiones agrícolas de las grandes civilizaciones, donde la relación hombre-divinidad se fue organizando entorno a unas jerarquías dogmáticas que cerraban y censuraban los caminos a los individuos como tales en su contacto con la divinidad. Fue entonces precisamente cuando los enteógenos adquirieron el carácter tabú que mantienen actualmente. 
La influencia del cristianismo a partir del concilio de Nicea tuvo que combatir cultos paganos ligados al uso de la amanita y otras plantas enteógenas, que probablemente hizo que este hongo se incluyera en el elenco de los hongos venenosos. 

Existen algunas hipótesis relacionadas con la amanita muscaria y sus propiedades mágicas y enteógenas, como que la piedra filosofal de los alquimistas se considera, junto con el Santo Grial o la famosa lámpara de Aladino, una metáfora para referirse a la amanita muscaria. 
En infinidad de cuentos y leyendas la seta mágica por excelencia siempre es la colorida amanita muscaria. Esta seta es la llave que da acceso al mundo mágico o es la sede de seres fantásticos.


Algunos investigadores cono John Allegro el único laico que tuvo acceso a los manuscritos del Mar Muerto quien afirmó en su libro “El hongo sagrado y la cruz”, que la comunión, tanto los esenios como las primeras comunidades cristianas, se realizaba con amanita muscaria. De lo que se deduce que el cometido original del sacramento era la conexión con otros planos por medio de un enteógeno. Otro reputado investigador como el historiador y novelista Rovert Graves también llegó a la conclusión de que en la útima cena la comunión realizada fué con un hongo enteógeno. 

La amanita contiene varios alcaloides como son la muscarina, la muscaridina y la fungotropina que suele ser tóxicos para el organismo humano. Pero el principal psicoactivo de la Amanita muscaria fresca es el ácido iboténico, Alfa-amino-3-hidroxi- 5-isoxazolil-ácetico. El contenido de ácido iboténico en las Amanitas es muy elevado, y van desde el 0.03% al 0,1%. Al secarse se produce la descarboxilación convirtiéndose en muscimol. 5-aminometil- 3-hidroxi-isaxazolil. Es el componente verdaderamente enteógeno.


A la amanita muscaria también se la conoce como: falsa oronja , matamoscas u oropéndola loca (castellano), k ukelto falsoa (euskera), oriol foll, reig de fageda o reig foll (catalán). Muchas leguas célticas o del norte de Europa llaman a este hongo de diversas maneras que lo relacionan con los sapos (1) como en ingles toadtoo l (asiento del sapo) o ha ma chun en china.


(1) El sapo bufus marino es considerado también por numerosas culturas un animal mágico y en las glándulas venenosas de su piel se halla el alcaloide psicoactivo bufoteína (-MeO-DIMETILTRIPTAMMINA (5-MeO-DMT).

BannerFans.com

COMPARTE DONDE QUIERAS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
DÍAS DE VIDA


ARTÍCULOS


COMENTARIOS
BannerFans.comIMAGEN 215 X 220
BannerFans.com
BannerFans.com BannerFans.com
BannerFans.comConócete mejor y visita tu Horoscopo, haz click en la imagen... BannerFans.com
BannerFans.com


            

Sígueme en facebook
Sígueme en Twitter
Sígueme en youtube
Sígueme en google+
Sígueme via RSS
Contacta
Únete a la página de tuenti
Añadir a favoritos
Te conjuro, espíritu del Mal, para que no te acerques a este blog, ni a su autor, ni a su familia; y que te alejes de esta medalla de San Benito bajo cuya protección y amparo ha sido colocada; en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene. Asimismo, que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del Adversario, todo el poder del Diablo, todos los ataques e ilusiones de Satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo. Amén. Así sea.