Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

+A| A| A-


El caburé es una pequeña ave de rapiña de color castaño con algunas manchas blancas (especialmente en el pecho) y dos oscuras en la parte superior del cuello. Tiene cabeza grande, patas fornidas, uñas agudas. Grandes ojos de pupila negra e iris amarillo.

Habita en bosques de Entre Ríos, Misiones, Río Grande del Sur, Corrientes, Paraguay y el Chaco.

Uno de sus métodos de caza es particularmente llamativo: se posa en la rama de un árbol elevado, da un grito dominador, penetrante y mira rápidamente a su alrededor. Los pájaros que se hallan al alcance de su voz todos aquellos a quienes dirige su mirada, se aterran y entumecen. No pueden huir ni volar sueltamente.

Al contrario, como atraídos por un imán se encaminan hacia el caburé, que matará dos o tres de ellos.

De aquí que el ave haya ganado fama como una especie de magnetizador o hipnotizador que atrae a los demás pájaros.

Y como la magia procede por analogía, entre la gente de campo es regla que quien tiene un caburé o al menos alguna pluma de tal ave, puede darse por satisfecho: todo le saldrá bien. El caburé o sus plumas atraen todo cuanto hay de bueno para el hombre. Por ejemplo, atraen la suerte en el juego y en los negocios.

Y no solamente en términos materiales, sino también en cuestiones amorosas. En efecto, el afortunado hombre que lleve consigo una o más plumas de caburé, será correspondido por la más esquiva de las hermosas.

Por supuesto que, como en todo asunto mágico, el buen resultado dependerá de la fe que tenga el portador.

La ornitomancia es la adivinación a través del comportamiento de los pájaros. Existe desde los tiempos del Imperio Romano cuando ya se les atribuían presagios del porvenir a sus cantos y vuelos. En los tiempos de Homero, se decía que eran una especie de ángeles intermediarios entre los hombres y los dioses y que, por lo tanto, tenían un lenguaje profético que podía descifrarse fácilmente.

Rescatando una sola historia de las que se cuentan, está la del gran Alejandro Magno. Se dice que, dirigiéndose hacia el río Eufrates, no hizo caso de la señal que le indicó insistentemente un águila. El ave apareció un día entre las nubes y se colocó en el flanco izquierdo de su caravana acompañándolo en su camino. El conquistador, aún sabiendo que si el ave hubiera estado a su derecha sólo estaría augurando buenas cosas pero que en cambio la posición a su izquierda le aseguraba algo malo, siguió omnipotente su camino sin detenerse. Unos días más tarde contrajo una fiebre muy alta que lo llevó a la muerte. Se había cumplido el presagio.

TALISMAN PARA LA RULETA Y OTROS JUEGOS DE AZAR

Con sólo tres plumas de CABURE se puede realizar un potente talismán mágico para el juego, las plumas pueden conseguirse en cualquier tienda esotérica. las 3 plumas se envolverán en un papel con el nombre de la persona escrito en él con tinta azul, deja luego el paquetito en un estante de tu casa sobre un billete de cualquier valor, cuando decidas ir a jugar lleva este paquete consigo junto con el billete. De la misma manera que el Caburé atrae hacia él a casi todos los pájaros de la zona, sus plumas sobre el dinero ejercerán la misma atracción. No es válido el comprar las plumas de otro pájaro.

BannerFans.com

2 comentarios:

NORMA YOLANDA PARRA MONTES dijo... 19 de noviembre de 2012, 5:09  

ME ENCANTO SU PAGINA, GRACIAS POR COMPARTIR, BENDICIONES.

Gracias por derramar tantas bendiciones... me encanta estar en su pagina por que me transmite mucha paz y tranquilidad.

COMPARTE DONDE QUIERAS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
DÍAS DE VIDA


ARTÍCULOS


COMENTARIOS
BannerFans.comIMAGEN 215 X 220
BannerFans.com
BannerFans.com BannerFans.com
BannerFans.comConócete mejor y visita tu Horoscopo, haz click en la imagen... BannerFans.com


            

Sígueme en facebook
Sígueme en Twitter
Sígueme en youtube
Sígueme en google+
Sígueme via RSS
Contacta
Únete a la página de tuenti
Añadir a favoritos
Te conjuro, espíritu del Mal, para que no te acerques a este blog, ni a su autor, ni a su familia; y que te alejes de esta medalla de San Benito bajo cuya protección y amparo ha sido colocada; en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene. Asimismo, que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del Adversario, todo el poder del Diablo, todos los ataques e ilusiones de Satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo. Amén. Así sea.